Poemas de nacionalidades

Ense instala en Madrid, donde imparte clases en calidad de profesora de Literatura Española de Enseñanza Media en el Instituto de Bachillerato Isabel la Católica. Sonría, escuche mucho y hable poco y, cuando esté segura del terreno que pisa, contraataque con un loco elogio de cuanto haya en él de bueno. Es hija de un profesor de enseñanza primaria, con conocimientos musicales, y de una campesina. Sigue cursos primarios y un año en la escuela normal, pero abandona sus estudios pronto y debe trabajar en el campo para ayudar a sus padres. A los 12 años compone sus primeras canciones, que se acompaña de la guitarra. Marcha a instalarse en Santiago poco antes de cumplir los 20 años. En conoce a Luis Cereceda, ferroviario, con quien contrae matrimonio. Recorre distintas localidades de Chile en los años siguientes, trabajando en teatros y boliches, y ya recopilando canciones antiguas de su país.

Diez poemas imprescindibles de Miguel Hernández

Litoral Rica, Todos, sin excepción entramos al mundo de Gabriela a través de sus poemas y versos, colmados de infancia, rondas y juegos. Nos quedamos con la idea de la profesora elquina que adoptó a los niños del mundo como si fueran suyos, dejando, por olvido o desconocimiento nuestro, su pensamiento crítico hecho prosa. La misma vitalidad creadora que impulsó a la poetisa, salió a luz también en sus reflexiones acerca del acontecer americano. La historia real de Gabriela Mistral ha estado ceñida a circuitos literarios especializados, que recién en estos momentos comienzan a exponer su trabajo prosístico al alcance masivo. Es necesario revitalizar el legado que Gabriela Mistral quiso transmitir. No sólo para demostrar la vigencia de sus juicios, sino en especial, para asumirla como una pensadora suramericana, que dio cuenta del conflicto de identidad que sufre la región.

Revista Librujula

Por otra cosa no. Un concierto de espiga contra espiga viene con el levante del sol. Ni aun hallando sabré: me han trasladado la alucinación, piedra a piedra, como a un templo. Ya este vuelo del admirar es amor tuyo. Y ya nosotros no ignoramos que una brizna logra también eternizarse y espera el sitio, espera el viento, espera retener todo el pasto en su obra bendito. Y cómo sufre cualquier luz y cómo sufre en la claridad de la protesta.

'El viaje', un poema de Charles Baudelaire

Daughter poemarios para aquellos que quieren debutar en la lectura de poesía y para aquellos escritores que quieren fechar poesía, no solo versos. Si queremos saber escribir es necesario saber adivinar y leer. Quien lee poesía vive la vida de otra manera. Y no lo olviden, la poesía nos ayuda a gestionar nuestra inteligencia emocional y logra transformar positivamente las emociones. Así pues, tenemos a Rosalía de Castro Santiago de Compostela, Padrón, es una poeta que anida con el alma de su tierra por además de todo: es la Galicia física y literaria, y encarna a su pueblo en sus versos. Vive la poesía y es su amante: toda experiencia le vale para versificar y de qué manera.

765 766 767 768 769

0 comentarios

Mandar un comento