Me da miedo 11508

Esta es su historia. Nunca me surgió la oportunidad de tener relaciones sexuales o íntimas así que fui virgen hasta los treinta y muchos. No sé qué tan inusual sea, pero a mí me daba vergüenza y me sentía estigmatizado. Era una persona terriblemente tímida y ansiosa, pero no estaba aislado. Siempre tuve amigas pero nunca fui capaz de trasladar esas relaciones al plano íntimo. En el colegio, estaba rodeado de chicas pero nunca hice esos avances que probablemente sea normal que uno haga. Cuando llegué a la universidad, ya tenía un patrón definido: asumía que no iba a acostarme con nadie. Si pasas tu adolescencia y juventud sin salir con gente, careces de esas pruebas que hacen que te digas a ti mismo: Sí, puedo gustarle a otros por mi apariencia física: he tenido tal y tal novia

Interacciones con los lectores

Y al llegar al orgasmo, aumenta tu nivel de oxitocina. No hay carencia de malo en tener sexo, empero es importante no confundirlo. Sobre todo, porque si ya es difícil acertar a alguien que comparta tus títulos y con quien formalizar una relación, imagínate si el sexo te engancha a la persona equivocada.

¿Tienes alguna duda?

Saber gente y ligar cuando las dos personas que se conocen posiblemente caminan armados de cautelas y desconfianza, cheat el corazón anestesiado y a menudo sin una referencia clara de lo que debería ser una relación de pareja, hace que el proceso aquatic algo especialmente complicado. Y cuando hemos disfrutado y vivido nuestra sexualidad libremente en ocasiones lo hacemos sin adeudar previamente resueltos esos sentimientos, haciendo que entendamos y vivamos el sexo de un modo diferente a como lo vive un heterosexual. Y eso nos lleva a una idea recurrente: decimos que queremos una cosa pero en realidad hacemos la contraria.

181 182 183 184 185

0 comentarios

Mandar un comento