Como conocer 37362

Hasta aquí todos estamos de acuerdo. Pues con el sexo oralaplicado en este caso a los hombres, ocurre lo mismo. Es bastante difícil encontrar un espécimen que asegure que no le guste recibir este tipo de estimulación. En muchas ocasiones, el sexo oral se utiliza para estimular a la otra persona y después pasar al coito. Cambia de chip y conviértelo en un fin en sí mismo. Observa la cara y las reacciones de la otra persona. Haz que desee el momento.

1 No vayas al clítoris de inmediato

El sexo oral cuando es él quien recibe tiene sus trucos, como todo. Una reportera de ' Men's Fitness ' lo comprobó en primera andoba cuando acudió a una ' Bash Job School ' o, en castellano, ' Escuela de felaciones '. En inglés suena mejor, lector, pero la verdad es la que es. Ya la joven aseguraba que no tenía interés en mejorar su técnica porque el feedback recibido por sus examantes había sido muy bueno, decidió acudir a probar. Al final, tras dos horas y media de clase, pudo comprobar que no sabía todo acerca del sexo oral. El profesor fue claro: No hay dos penes iguales . Es decir, esa cosa curioso que le gustaba que le hicieras a tu ex en el bálano puede resultar doloroso o no ameno para tu actual pareja. En compendio, cada pene es independiente y tiene unas necesidades específicas. Lo mejor, como siempre te decimos, es preguntar qué le gusta y qué no y conocer la satisfacción tras la labor realizada.

El disfrute es de ambos

Denial es un secreto que, para muchas mujeres, dar placer no es una de sus actividades favoritas. Antes de poner boca a la obra, es importante que tengas en mente que el sexo oral hacia un macho no tiene porque ser asqueroso. Es cuestión de actitud, no se prostitución solo de hacerlo, sino de disfrutarlo y transmitirlo a la otra andoba.

1 Saber que no hay dos penes iguales

Canchero, seductor y confiado en el eficacia de su experiencia, Dante Yutronic se siente capaz de desenredar todo tipo de madejas y de calar misterios aparentemente insondables. A su oficina le puso La Casa del Espía. Ahí ofrece sus servicios y recibe a una clientela variada, parte de la cual acude en busca de respuesta a interrogantes íntimas, entre ellas hombres y mujeres acosados por la entredicho y los celos. Por lo mismo, Yutronic sabe de las diferencias que modulan el corazón y comportamiento masculinos y femeninos y, por lo mismo, asegura que su oficio de científico privado también lo ha convirtido en sicólogo y sacerdote. Galante y de chisporroteantes ojos verdes, es abierto y comunicativo; no vacila en confesar su pasado de vividor y su delight por los convertibles, los viajes y los casinos. Gracias a Dios llegaron hace algunos años los sex shops a Chile. De verdad merecen un aplauso porque han hecho cambiar favorablemente la intimidad de la pareja.

976 977 978 979 980

0 comentarios

Mandar un comento