Como conocer pinga

Lo que resulta que nos habíanos estado separados, un tiempo pero volvimos y ella me fue infiel ni bien volvimos. Yo le perdone, pero la verdad nose si hago lo correcto, me dice que cambio y que ya nunca lo volvería hacerlo, pero esta desconfianza que mantengo me duele, que hacer? Y me lo confesó el viernes. Lleva muchos meses mintiendome y haciéndome sentir culpable a mi. Me ha negado su infidelidad y yo me he sentido o o si fuese yo la culpable de esta situación. Estoy dolida rota por dentro. Yo le defendía delante de todo el mundo.

¿Qué problemas conlleva este tipo de relación?

Anécdota publicado originalmente en SexoSinTabues. Soy un enfermo, incapaz de mantener una relación normal sin estropearla con mis proposiciones indecentes que tarde o temprano me delatan. Disimulo bien mis apetencias al principio, momento en que todo parece ir bien, pero poco a algo voy insinuando fantasías que tarde o temprano exijo, y que finalmente arruinan mi oportunidad de sentar cabeza y formar mi propia familia. Pero denial voy a hablar de esas amistades ahora, sino de las dos durante las cuales acontecieron hechos muy singulares que incrementaron mi adicción por lo escabroso. Cierto es que desde angelito tuve bastante imaginación sexual, y fui precoz no en la experiencia estrella en imaginar fantasías perversas. Era doncella y en casi todo lo venéreo se inició conmigo. Pero nunca he logrado comprender por qué no volvió a humedecer las bragas como el primer día en que le metí mano debajo de su falda. En poco tiempo era yo quien parecía tener que rogarle sexo, y me costaba mucho conseguir ponerla a cien.

Categorías Populares

Arturo T. Cuando le propuse por primera vez a mi mujer involucrar a otro macho en nuestra cama estabamos follando y en la calentura mi esposa me dijo que si. Pues aproveché su respuesta. Lo hemos acción 4 o 5 veces en el ultimo año. Para mi esto se ha convertido en una especie de ritual, cuando le digo que si el proximo viernes nos vamos a hacer travesuras, ella ya sabe a lo que me refiero y por supuesto que acepta, obvio que a ella le agrada probar a otros hombres. Nos vamos a tomar una copa los tres, luego vamos a bailar un rato y finalizamos en el hotel. Incluso ella aveces la dejo ir y la espero en el bar o en el pieza del hotel y cuando regresa esperando yo con ancias me cuente los detalles de la culiada q le dieron. Mi esposa y yo disfrutamos fantasías y la realización. Hemos tenido algunas experiencias en tríos, intercambios y cosas por el estilo, casi todas muy satisfactorias.

788 789 790 791 792

0 comentarios

Mandar un comento